Kolmanskoppe, la Ciudad Fantasma

Aus, Refugio Geister Schludnt, Viernes 11 de septiembre 2009

Nos levantamos sobre las seis y media, almorzamos bien, unos buenos huevos fritos. Salimos temprano hacia Kolmanskoppe que se encuentra a pocos kilómetros de Lüderitz y es conocida como la ciudad fantasma. Ahora olvidada, fue el punto principal de la búsqueda de diamantes y cuando los yacimientos se agotaron fue abandonada, pero todavía podemos ver los restos del esplendor y la gloria pasada. Un guía nos explica los detalles del lugar en ingles y Lupe va traduciendo. Vemos el Casino, el Teatro, las cocinas, la sala de bolos, …

Hay una zona donde encontramos una fabrica de hielo, una carnicería, una tocinería, una panadería, … y hay un trenecito que se usaba para la distribución del hielo y los alimentos por las casas. También se usaba como taxi. En una zona donde vivían los solteros y en otra estaban los casados con sus familias. El Hospital podía acoger a 250 personas y se podían hacer Rx, de hecho fue el primer lugar del sur de África donde se pudieron hacer radiografías. Se usaba con fines médicos, pero también para detectar posibles ingestiones voluntarias de diamantes por algún trabajador. Al lado del hospital encontramos las viviendas de los médicos y enfermeros.

Al otro lado de este pequeño pueblo hay otro grupo de casas donde se alojaban los Namibios. Los contrataban por dos años y no era renovable. Al parecer lo hacían así para que no tuvieran tiempo de encontrar la manera de robar diamantes. Compro algunas piedras que al parecer se encontraron en el poblado.

Después vamos a la costa para tomar un velero y exploramos la península de Lüderitz. Una zona de aguas heladas con bahías y playas vírgenes. El capitán del barco se llama René y es muy guapo. Hace un poco de frio mientras navegamos y el viento se lleva mi gorra. Vemos focas, pingüinos, cormoranes, gaviotas y muchos delfines.

Foca

De regreso a puerto comemos allí mismo. Lucky y Colisis nos han hecho hamburguesas. Yo me tomo una vegetal y otra de carne con una cervecita. Lupe nos invita a un café en el Ritzi’s Restaurant.

Volvemos al camión y vamos a Aus que quiere decir fuera en alemán. Paramos en Klein Aus Vista Lodge para recoger la llaves y seguimos camino hasta el Refugio Geister Schludnt donde dormiremos un poco revueltos en dos habitaciones con literas. Nos instalamos y subimos una colina con cierta dificultad para ver la puesta de sol. Una parte del grupo hace un camino más llano. Para cenar tenemos un plato combinado con carne de vaca, acelgas y sasa, una pasta de maíz que es la base de la alimentación africana.

En el “meeting” de la noche Lupe nos habla de la migración de la arena en Namibia. La arena baja al mar de dunas a orillas del rio Orange, frontera natural con Sudáfrica y va a depositarse a la desembocadura, luego los vientos la llevan hacia arriba y allí es donde coge el color rojizo por el hierro.

Deixa un comentari

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.