Torugart Pass

La noche ha sido un suplicio y he pasado bastante frío como la noche anterior. La pequeña cabaña wc está lejos de las yurtas y me ha dado miedo acercarme sola por la noche. Menos mal que por la mañana desayunamos arroz con leche y varios anexos buenísimos que me hacen olvidar las penas nocturnas.

Salimos dirección a Torugart Pass, la frontera con China. Pasamos varios controles y finalmente en Kirguistán nos ponen el sello de salida. Llegamos a un punto entre fronteras donde esperamos al coche chino que nos llevará hasta Kashgar. Tarda una hora y media y mientras tanto comemos. Marina nos da pan, quesitos, embutidos, zumos y unas barritas de chocolatinas, todo lo que había comprado el primer día en el supermercado. Le dejamos una pequeña propina a ella y al conductor y nos despedimos de ellos.

DSCF1954 China. Entre  Torugart-Pass y KashgarFinalmente llega el autocar chino que nos viene a recoger. Ha tenido algún problema y por esto ha llegado tarde. Hacemos un poco de camino y empezamos la fase de la frontera china. Nos hacen sacar las maletas dos veces del autocar, nos toman la temperatura y nos hacen rellenar un montón de papeles. En el primer control, el guía y el conductor nos piden permiso para poder transportar un par de rusos hasta Khasgar. No nos importa y nos acompañan todo el camino, son muy comedidos. Al pasar la frontera con China, tenemos que adelantar nuestros relojes 2 horas, de modo que ya son seis horas más que en España.

Hemos entrado por la Provincia de Xinjiang, la segunda provincia más grande de China. Hace dos mil años, cuando se establecieron pueblos en los oasis a lo largo de la Ruta de la Seda, Xinjiang se convirtió en el punto de encuentro entre oriente y occidente. Las iglesias cristianas y los templos budistas coexistían en la proximidad. A finales de la era Tang hubo constantes incursiones turcas y en el siglo XV el Islam se convirtió en la religión oficial. En el siglo XVIII los chinos conquistaron la zona y la siguen controlando, aunque en 1995 se declaró Región Autónoma Uighur de Xinjiang, con capital en Ürumqi.

DSCF1976 China. KashgarLa carretera está muy mal por los dos lados de la frontera, más bien es una pista de tierra. A medida que nos adentramos en China la carretera se va volviendo asfaltada y al llegar a Kashgar descubrimos una ciudad súper moderna y sufrimos una terrible decepción. Nosotros nos creíamos que íbamos a ver camellos por las calles y no encontramos nada de eso. El guía es de habla inglesa, pero parece muy agradable.

Llegamos al Hotel Semen, que nos dicen había sido una embajada rusa, aunque, en realidad, parece más un palacio indio. De todos modos es muy exótico y me gusta. Nos duchamos y a las diez vamos a cenar al restaurante del mismo hotel, comida china total, con palillos. Están incluidas dos cervezas en la cena y nos las tomamos.

 

 

Deixa un comentari

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.