Los Koisan

Kgalagadi transfrontier Park, Malopo Kalahari Lodge, martes 8 de septiembre 2009

Nos volvemos a despertar a las cinco, desayuno y desmonto la tienda. Voy bastante bien de tiempo porque me duche anoche y además así tengo la toalla seca.

Primero nos encontramos una Manada de Jirafas desayunando todavía con la escasa luz del alba, una Avestruz, un Chacal de Lomo Negro y algunos Orix. Por el camino vemos una Carraca de Pecho Rojo ( Alcaudón o Crimson-breasted Shrike), un Abejaruco (Swallowtailed Bee-eater),un Southern Yellow-Billed Hornbill y algún Drongo.

Vamos literalmente tras la huellas de un León de la Melena Negra y nos paramos a esperar, pero no aparece. Sin embargo al ponernos en marcha Sofía descubre un magnifico ejemplar detrás de un árbol, al poco rato se tumba y nosotros seguimos contemplándolo largamente disfrutando el momento.

León de la Melena Negra

Seguimos y vemos un grupo de Alcéfalos Bucefalos (Red Hartbeen), un subgrupo de los Ñu. La hembra tiene el cuerpo y la cornamenta más pequeña que el macho. También vemos una familia de Hienas Moteadas (Spotted Hyaena) con sus cachorritos, una Steenbok y una Mangosta.

Alcefalos Bucefalos

Mientras comemos a las puertas de la salida del Parque Kalahari Transfrontier vemos un Raficero Común y se nos acercan Ardillas de Tierra para ver si les cae algo. Después de comer hacemos un poco más de camino hasta el Malopo Kalahari Lodge en Upington donde nos reciben con un zumito. El hotel es muy agradable, tiene un salón con bonitos adornos san y las habitaciones son como cabañitas. Lavamos ropa, nos duchamos, descansamos un poco y nos vamos a ver a los koisan que hay en la puerta del Lodge. Venden collares, pulseras, arcos, flechas. Uno de ellos habla muy bien ingles y parece que ha ido diez años a la escuela. Llamamos por teléfono desde una cabina que hay a la entrada y nos sale muy barato. Yo hablo un rato con mi hermana por solo dos rans.

Cenamos en el hotel, pero nos hacen la cena nuestros chicos, sopa de calabaza, costilla de cerdo y butifarra con puré, sanfaina y trozos de calabaza.

Después de cenar Lupe nos habla un poco de los bosquimanos que al parecer son los seres humanos más antiguos del planeta. Resulta que bosquimano es un nombre peyorativo porque al principio los consideraban animales y actualmente se les llama san que en la lengua koisan quiere decir aborígenes. Los san y los khoi khoi tienen el mismo origen y se ha pasado a llamarles koisan para referirse a los dos.

Los san son un pueblo cazador y recolector que se encontraba por toda África Meridional, al sur de Zambece. Siglos de expulsiones, persecuciones y aniquilaciones, primero por los bantúes y luego por colonos europeos han reducido la población a unas cuantas decenas y solo pueden continuar su forma tradicional de vida en el desierto del Kalahari. En su orden social típico apenas existen jerarquías y las decisiones se toman conjuntamente. Las mujeres están especializadas en la recolección y los hombres salen a cazar con flechas envenenadas o mediante persecución de las presas hasta el agotamiento. Su ídolo es el Chacal.

Los nama son considerados como la última rama viva de los khoi khoi, que con los san son los habitantes más antiguos del sur de África. Son seminomadas y habitan en el extremos noroccidental de Sudáfrica en un paisaje de montañas desértico desde hace dos milenios. Los khoikhoi (= Los hombres de los hombres) fueron denominados despectivamente hotentores o tartamudos por los hombres blancos a causa de su idioma chasqueante. Fueron diezmados sistemáticamente por los colonos europeos y empujados a las regiones más inhóspitas del interior. Sobreviven en Richersveld donde continúan practicando una vida seminomada haciendo trashumancia de ovejas y cabras de unas dehesas a otras según la época del año. Tienen chozas transportables (=haru oms) con armazones de madera sobre las que colocan esteras. Cuentan con una sola estancia para cocinar y dormir. Disponen de una sólida tradición oral y son especialistas en recolección de plantas medicinales.

Los Koisan

Los koisan no conocen la guerra y los fueron sacando de las mejores tierras, nunca se peleaban y al final son los que mas han sufrido. En Botwana se agrupan en las tierras centrales del Kalahari. Son tierras en las que hay diamantes y los miembros del gobierno de Namibia y Botsuana, que son bantúes, quieren sacárselas, pero de momento están protegidos a nivel internacional. Todo esto me hace pensar en la película “Los dioses deben estar locos” y en la escala de valores tan diferente que tienen los san en relación al mundo moderno y viceversa.

Entre 1970 y 1980 hubo una gran sequía y como las tierras estaban cercadas los animales no pudieron emigrar al norte y el 80% murieron. A nivel internacional se hicieron sacar todos estos cercados y se dejaron a los san en el centro de Botsuana.

Deixa un comentari

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.